“El problema del país no son las drogas”: investigador de la Universidad de Columbia

International

En Colombia existe un debate muy grande sobre las drogas, ¿qué cree usted sobre la situación alrededor de estas sustancias en el país?

La gente tiene que entender que el problema del país no son las drogas, es la forma en la que el Gobierno responde ante ellas y los traficantes. Por ejemplo, si el Gobierno pone mucha presión sobre los carteles de la droga y hay mucho dinero por hacer, uno puede esperar que estos grupos incrementen su presión también, por ejemplo, comprando más armas.

Además, si hay pobreza y la gente no tiene oportunidades, pues toman el riesgo de involucrarse en el negocio y eso da lugar a una escalada de violencia, que no tiene nada que ver con las drogas, porque la mercancía podría ser café, maíz u otra cosa.

La pregunta es entonces qué puede hacer un Gobierno para mantener segura a su gente, y eso significa que tiene que evaluar el producto que les genera preocupación, en este caso la cocaína.

¿Qué tan peligrosa es la cocaína para la gente cuando la usa?

Ciertamente tiene algunos peligros, pero sabemos mucho sobre cocaína para mantener a la gente segura, entonces el Gobierno debería educar a la gente en cómo usarla de una manera adecuada, para mantener a la gente segura.

¿Cómo podría lograrse eso?

Hay que combinar la educación con políticas de seguridad, asegurarse que los carteles no tengan un despliegue muy grande de sus actividades, por ejemplo, poniendo oficiales de Policía en los lugares donde se vean, para que los grupos sepan que no pueden hacer negocios ahí, pero con cuidado porque desplegar la Fuerza Pública a gran escala solo va a incrementar el problema y el chance de que gente resulte asesinada. Y ese no es inteligente.

El Gobierno podría usar una variedad de enfoques, pero no lo ha hecho. Ellos han empezado asumiendo que las drogas son malas, y son tan malas que debemos acabarlas a toda costa. Eso no es inteligente y eso no es proteger a la gente.
Existen muchas drogas que se consumen en el país aunque no sean legales

¿Cuáles son las consecuencias reales de consumir estos tipos de alucinógenos?

Las consecuencias de muchas de esas drogas son iguales a las del alcohol, lo que importa es la forma responsable en que se haga, cuando la gente no sabe cómo usar el alcohol puede beber durante mucho tiempo sin parar, sin saber que se puede morir envenenado. Entonces, el problema no son las consecuencias del consumo de drogas porque cualquier cosa que se consuma de forma irresponsable genera consecuencias negativas, el problema es que estas se vuelven ‘malas’ es por la forma en como se hacen.

¿Qué debe hacer el país entonces para que el consumo de drogas deje de ser un problema de salud pública?

Hay que educar a la gente, porque las personas no saben cómo usar estas drogas, eso no significa que se tengan que legalizar, se pueden mantener ilegales, pero así no hay que poner presión sobre los carteles locales que venden las drogas a la gente que no saben usarla y entonces se reduciría mucho la violencia.

El narcotráfico continúa siendo real, porque aquí se produce droga que se envía ilegalmente a otros países donde también es ilegal y pagan millones por ella, ¿entonces la legalización interna tampoco acabaría con las mafias?

Los carteles van a existir por siempre, lo que el Gobierno debe hacer es mostrarle a esa gente que existen otras posibilidades, que hay formas mejores de ganarse la vida, porque el país debe ser fuerte con los narcotráficantes.
En Wall Street y en todas partes hay gente que es ilegal, que miente, que roba y no se van a acabar. Las actividades ilegales que producen tanto dinero no van a parar, el secreto está en la forma en cómo se controla. Porque no se necesita que la gente muera como muere por los carteles.

La gente siempre va a usar drogas, es una realidad, porque las drogas le funcionan a la gente que las usa, pero no por eso no son potencialmente peligrosas, esa es la razón por la que hay que educar a la gente en cómo no morir a través de las drogas, porque consumirlas es como conducir. Conducir es peligroso, pero a la gente no se le prohíbe que conduzca, sino que se le han dado herramientas para que se proteja.

¿Cuánto tiempo necesitaría el país y su gente para cambiar la perspectiva que se tiene de las drogas?

La gente tiene la mente cerrada por muchas razones, sobretodo porque sigue siendo un tabú, ningún líder político ha salido a decir que las usa de forma responsable, entonces antes que nada la gente necesita modelos que muestren que estas sustancias pueden ser utilizadas de manera adecuada, pero para llegar a esto se necesita, insisto, mucha educación. Un tiempo exacto no sé, pero tal como se ha hecho con las campañas para que la gente no conduzca en estado de embriaguez, la sociedad necesita ser reeducada, no con los malos comerciales o piezas publicitarias que dicen que se deben prohibir y satanizan las drogas, eso tiene que irse antes de empezar a educar a la gente.

¿Qué debe entonces pensar la gente de las drogas?

La gente tiene que pensar de las drogas lo mismo que piensan de todas las otras actividades que implican riegos, como la sexualidad, que también es peligrosa porque puede contagiar muchas enfermedades y matarte, pero no por eso prohibimos el sexo, simplemente les damos opciones para que lo hagan de forma saludable, eso pasa con las drogas, es una actividad potencialmente peligrosa y hay que darle a la gente las herramientas para protegerlos de eso, esa es la tarea del Gobierno.

Interview reposted from El Pais

Follow The Data

This is where you gain access to events and information that I may or may not post here.

Share this Post

Please help me spread this empirical evidence, while discouraging the dissemination of hysteria and hype.